justicia para Samuel

Las vidas LGTB se respetan! #justiciaparasamuel

La naturaleza y la humanidad nos enseñan que lo más común en la vida son las diferencias. Durante toda la vida, transitamos por diferentes formas, tamaños, colores, sabores, texturas y sensaciones; entonces, la pregunta sería; ¿Qué tan “normal” significa ser distinto? , y en especial más orientado a la sexualidad y la comunidad LGTB, ¿está bien tener una sexualidad diferente en un mundo heteronormado?

Pues a través de los años, hemos podidos ver la respuesta a esta pregunta en los rostros ocultos de muchos quienes han tenido que esconder su verdadero ser y sentir.  

Vida, LGTB

Las diferencias y la falta de tolerancia entre los seres humanos, producen rechazos en las sociedades, y en medio de esas diferencias innegables se producen ataques a los que tienen diferencias en el sexo, religión, etc.

Hay personas que no han aprendido a vivir con la diversidad existente en los seres humanos; a entenderla, al no hacer ataques ni daños a otras personas que piensen distinto;  como es el caso de la comunidad LGTB que es atacada por ser sexo diverso.

Diferencias, Seres Humanos

Desde hace muchos años,  han habidos ataques sistemáticos a la comunidad LGTB por ser diferentes a la heterosexualidad, y este ataque ha venido  de varias fuentes, desde las religiones, líderes mundiales y también de organizaciones conservadoras que pretenden establecer que sólo la heterosexualidad es lo normal.

Esos ataques sistemáticos han creado divisiones, irrespetos e intolerancia y mucha violencia entre las sociedades actuales.

Heterosexualidad

Los ataques y la intensidad de la violencia a personas de la comunidad LGTB ha ido en aumento en los últimos años en el mundo. Aun cuando los países avanzan en tecnologías y desarrollo industrial, no sucede lo mismo con las mejoras a la vida LGTB aumentos como consecuencia de la intolerancia, y del discurso de odio de sectores conservadores, hay estadísticas concretas de los índices de violencia de aumento se debe a sectores muy conservadores.

 La comunidad LGBT es siempre atacada, y es tan grave que al presente año 2021 siguen sucediendo asesinatos sólo por ser Gay, lesbianas, etc. El más reciente fue el asesinato de Samuel Muñiz, un Gay español.

El asesinato de Samuel causó gran impacto ya que fue brutalmente golpeado por ser gay, pues en el asesinato, le decían frases homofóbicas como “Maricón”.

Samuel, Asesinato, Gay

Samuel Luiz Muñiz, un muchacho gay de apenas 24 años de edad,  murió días después de la celebración del mes del orgullo en La Coruña España, tras ser brutalmente golpeado por un grupo de sujetos homofóbico que vieron en Samuel un blanco para descargar toda su ira y desprecio por la comunidad, de una manera malvada y asesina.  

Samuel

Toda la región de Galicia en España, está conmocionada; y familiares, amigos, conocidos y allegados a la víctima siguen luchando por esclarecer lo sucedido. Se lanzó una campaña en las redes sociales con la etiqueta #justiciaparasamuel, para que todas personas apoyen y defiendan el hecho de que este joven no murió, lo asesinaron y que esto se trata de un crimen por homofobia a un inocente que solo celebraba un día especial.

#Justiciaparasamuel

Así como la historia de Samuel, hay otras tantas en otras partes de América del sur y Centroamérica. Es un patrón de conducta que se repite más violentamente en algunos lugares que en otros.

Reducir las agresiones a la comunidad LGTB requiere de educación sexual, y de enseñar a las nuevas generaciones del respeto a la diversidad sexual; así como educar que es normal ser sexo diverso.

En algunos países hay derechos LGTB, y estos han fomentado el respeto y la tolerancia, pero aún falta mucho. Tal es el caso de España, donde hay libertades LGTB, pero aún hay problemas estructurales en la educación de la diversidad sexual.

Educación, Diversidad sexual

La falta de educación sexual y de derechos LGTB en muchos países Latinoamericanos, ocasionan que la aceptación de la condición sexual o salir del closet, sea una tarea que requiere de mucho tiempo y etapas. Pues dependiendo del país de origen, hay lugares donde hay una aceptación social y es bien visto ser LGTB pero de closet; y otros donde es un secreto que todos conocen, ósea hay una aceptación enmascarada de la que nadie habla libremente.

Aceptación, Closet.

En Latinoamérica, aceptarse sexo diverso o declararse LGTB, es a veces es condicionada por el entorno familiar y social, los prefieren gays o lesbianas, que transgeneros. Se condiciona los términos identidad sexual e identidad de género de una forma deshonrosa. Muchas familias aceptan gays pero que sean masculinos, o si son lesbianas que siempre se vean femeninas. Pero Hay un estigma cuando quieren salir del closet como transgeneros.

Gays, lesbianas, transgeneros

En Latinoamérica es muy común ver personas transgeneros que primero se declararon gays o lesbianas, y luego hacen la transición a transgenero; cada historia es diferente, pero lo que si es cierto, es que pocos países de Latinoamérica tienen leyes o educan a la población para aceptar los transgeneros. Incluso en Latinoamérica no están educados en el género y el sexo y comúnmente ven aberrante a los transgenero.

Transgeneros, Latinoamérica

La aceptación de ser parte de la comunidad LGTB está afectada también por las diferentes religiones y cultura de las familias de Latinoamérica. Muchas personas esconden su orientación porque se sienten avergonzados en fallar a sus religiones o a sus familias, pues desde niños los educaron a que lo normal es la unión entre un hombre y una mujer; y cualquier unión entre personas del mismo sexo es un acto contra natura dentro de las religiones y las familias.

Religiones, familias.

Muchos hombres gays en gran parte de Latinoamérica, para conversar su anonimato y no ser identificado como persona homosexual, toman la decisión de llevar una doble vida, vinculándose en matrimonio con una mujer y así la familia y la sociedad en general puedan tener un “buen juicio de él”, algo simplemente absurdo.

Gays, Matrimonio

La aceptación de una persona de la comunidad LGTB en países de Latinoamérica ha sido un proceso muy diferente en cada país de la región, y la tendencia es que en los pocos países donde se han alcanzado o conseguidos logros en la defensa de los derechos para la comunidad; cada vez es más normal declararse abiertamente como parte de la comunidad LGTB.

Por ejemplo en países como México aún existe una discordancia entre los avances de la comunidad en todo el territorio; y el machismo y los prejuicios que aún reinan. En algunas zonas y localidades existen locales abiertamente gays, incluso en el caso de la Ciudad de México y también en Medellín, Colombia; existe una zona llamada: “la zona rosa”; donde todas las formas de la diversidad se juntan para celebrar el derecho a amar y ser respetado por lo que somos. 

Zona rosa, México, Medellín

En estas zonas rosas las personas se reúnen para divertirse y estar libremente en un lugar que no está hecho para la crítica ni los prejuicios. Es un lugar donde todos disfrutan de la compañía de un ser querido y donde el humor y las noches de brillo y colores son lo más importante del día.

En muchos otros países, en donde la aceptación aún muy baja, ni siquiera podemos ver estos rinconcitos de diversidad, y al contrario todo lo que puede verse más allá del odio y la homofobia durante el día para las personas de la comunidad; es en las noches bares muy escondidos donde los más estigmatizados por la sociedad pueden tener un poco de la ansiada libertad, esa capacidad de ser ellos mismos.

Zona rosa, homofobia

Esta es la vida que muchos transgeneros, travestis y transexuales han tenido que llevar por muchos años en la oscuridad, en las calles frías y templadas, así como también en prostitución. Personas, cuyas oportunidades para la vida diurna y rutinaria han sido negadas, empujándolas al sufrimiento y al dolor.

Muchas son las historias que este humilde servidor ha de contar acerca del sufrimiento de esta parte de la comunidad, relato reales de protagonistas que han sido fuertemente violentados y atacados, quizás algunos con mejor suerte que Samuel, pero definitivamente también con desenlaces lamentables.

Sufrimiento, dolor.

Pensamientos Finales.

Qué bonito fuera que tan solo no hubiera una famosa “zona rosa” por ciudad; sino que todos los países del mundo tuviéramos este abanico de colores en todas nuestras ciudades y pueblos, en donde todos podamos vivir con felicidad en una sociedad donde seamos respetados y valorados más allá de nuestra orientación sexual o aspecto físico.

En España y Latinoamérica, aun conservamos muchas huellas, muy profundas de estos odios mal fundados que han causado tanto dolor y miseria. Los prejuicios y homofobia imperante es algo que aun persiste en las sociedades como símbolo de antinatural para muchos. Y lo peor aún, es que es algo que se sigue alimentando, por lo que debe ser ya definitivamente silenciado.

Basta de vivir en mundo en donde chicos jóvenes como Samuel, estudiantes de familia, talentosos y amorosos, tengan que ser juzgados y asesinados por su orientación sexual. Basta de cultivar un mundo en donde el señalar al otro es más fácil que empatizar y darnos cuentas que todos somos seres humanos únicos y diferentes, que amamos, sentimos y padecemos por igual.

Basta de maldad, basta la homofobia, y basta todas las formas de odio y rechazo entre nosotros mismos!!!.  Pido al mundo más amor, más respeto y más unión entre nosotros los hijos de este hermoso planeta. Celebremos siempre el amor y la diversidad.

Me despido nuevamente, esperando cautivar su interés con otro artículo de relevancia de la comunidad y esperando que todos estos mensajes de amor lleguen al corazón de muchos; son mis más sinceros deseos.

 JM

Fuentes

One thought on “Las vidas LGTB se respetan! #justiciaparasamuel

  1. JOSE

    Genial el artículo. Es Cierto, falta mucha educación sexual en el mundo. Falta educar mucho, que lo más común en la vida es la diferencia. Me encantó el artículo. GRACIAS

Leave a Reply